Un Gobierno Ausente

crecimiento-CCAA14La frase de Lenin “Si no eres parte de la solución, eres parte del problema actual”, además de servir para justificar los Gulags (campos de concentración soviéticos en Siberia, admirados por La Pasionaria y Carrillo), podría utilizarse para definir la pasividad y la inacción del gobierno socialista de Javier Fernández. No son parte de la solución (ni quieren serlo) pero sí parte activa del problema, que no es otro que contar con un gobierno ausente.

Asturias es la única comunidad Autonómica que no crecerá este año (no solo no crece la economía sino que encoge), constatando que la política del enfrentamiento ni ayuda a Asturias ni a Javier Fernández en su intento por ser respetado en el nuevo Partido Socialista Obrero Español.

Un gobierno ausente es aquel capaz de decir que las líneas aéreas no son fundamentales (una región que vive del turismo) pero lleva presentado ocho recursos de inconstitucionalidad, en dos años, a leyes del Gobierno de España. Tenemos un gobierno más preocupado de llevar la contraria que de colaborar.

 Tenemos un Presidente que ignora las necesidades reales para centrarse en las imaginarias. Un gobierno que gasta el tiempo de los asturianos (y el dinero), en promover una reforma constitucional absurda, para modificar el procedimiento de iniciativa popular (la primera reforma en la historia promovida desde una Comunidad Autónoma y tenemos que ser nosotros que tenemos infinidad de problemas mayores), pero que no se toma ni cinco minutos en luchar contra el desempleo.

Tenemos un gobierno que se dedica a prohibir, a restringir derechos de los ciudadanos. Los propietarios de Fuentes de Narcea, solo aspiran a seguir viviendo y a utilizar sus recursos como hicieron siempre, pero tienen que vivir en litigio permanente contra su administración. Si hoy hay algo que proteger, si es un Parque Natural, es porque ellos, y sus antepasados,  lo han cuidado mucho antes de que los políticos metieran mano.

Mientras Asturias tiene problemas de desempleo, envejecimiento y pérdida de jóvenes que emigran a otras regiones porque aquí no tienen sitio donde trabajar; el gobierno de Javier Fernández ha optado por crujirnos a impuestos.

Nada sucede porque sí, todo suele tener una causa y un porqué. En este caso la explicación y el origen, de ser el coche escoba de la recuperación, lo encontramos en un presidente desganado que no aborda los problemas, no apaga los incendios sino que echa más gasolina. Eso sí, comprada en Cantabria que pagas la mitad del “céntimo sanitario” por el combustible.

Asturias es una región donde morirse sale caro.

Una herencia de 800.000 € en Asturias tributa 162.617 €, mientras que en Cataluña solo 353 € y en Cantabria 1.268 €. Si tenemos en cuenta que en sucesiones la Comunidad Autónoma que se lleva la pasta es la de la residencia fiscal. ¿Quien en su sano juicio la tendría en Asturias si a 100 km pagas mucho menos?

La competencia fiscal es una lucha darwiniana donde solo sobreviven los mejor adaptados, y nosotros los asturianos, gracias a este gobierno ansioso de nuestra cartera,  no estamos entre ellos. Esta administración gusta más de meter la mano en nuestro bolsillo que de reducir el gasto no productivo.

Las empresas (como los ciudadanos de a pie, no nos engañemos) buscan la menor fiscalidad posible. Si nosotros no lo ofrecemos y nuestros vecinos lo hacen, ellos se llevaran el 100% de los impuestos y nosotros nada. Como se dijo siempre, la avaricia rompe el saco.

Nuestra economía se encoge porque no la dejamos crecer con tantas trabas, limitaciones, prohibiciones e impuestos; y porque tampoco hemos puesto ni la tierra ni el abono para que lo haga.  Perdemos ingresos por avariciosos y no corregimos las desviaciones de gasto inútil que se va en los chiringuitos socialistas.

Denominamos chiringuitos, a esos 80 entes públicos que se esconden entre los presupuestos y que, en ocasiones, duplican e invaden competencias de otros. Son organismos oscuros, que en muchos casos sirven para huir del derecho público al derecho privado, más dúctil, ágil, y que requiere de menos requisitos y más libertad para contratar y hacer operaciones financieras. Ahí hay mucho que recortar, sin tener que exigir más a las empresas y ciudadanos.

En IRPF somos también líderes, pagamos como los catalanes. Roberto Álvarez, Abogado, economista y experto en asesoramiento fiscal, afirmó en 2013 en un artículo que un asturiano es un 30% – 40% más pobre que un madrileño, solo por motivos fiscales.

Este año vamos a tener presupuestos porque el PP no es el PSOE. No cuesta apoyar unas cuentas, si son buenas para Asturias y aunque sea año electoral. Esto demuestra que la falta de voluntad política es más achacable a otros, es mas culpa de quien convoca elecciones porque no le das lo que quieres o del PSOE que se cree con mayoría absoluta.

  El año pasado hacía falta, y Javier Fernández exhibiendo una chulería impropia para un gobierno en minoría, lo evitó. Para este 2015, recapacitó y gracias a ello se bajaran los impuestos, se ayudará a las familias necesitadas con los libros de texto, se facilitará el acceso a la escuela de 0 – 3 años, y además, habrá inversión pública. ¿Por qué hemos perdido un año que nos costó el 1,1 de nuestra riqueza? ¿Se podrá cuantificar en dinero el coste del gobierno del PSOE?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s