El PP en defensa de la Sanidad y el PSOE de su partido

En el pleno del Ayuntamiento de Cangas del Narcea del pasado jueves, el grupo municipal del Partido Popular presentó una moción de Urgencia por la degeneración de servicios que sufrimos por la desidia socialista. Esta moción, destinada a aportar soluciones solo halló resistencia del lado de los de siempre,  del Partido del gobierno local que antepone los intereses regionales de Javier Fernández a los de Cangas del Narcea.

Esta moción (se puede descargar desde aquí) pretendía poner luz sobre los problemas que padecemos y exigir a quien le compete, que  aporte las soluciones. No es electoralista, pues además de faltar cuatro años para las siguientes,  las últimas las ganamos aventajando en casi 1200 votos al PSOE defendiendo al Concejo y no mintiendo como lo intentaron ellos. Tampoco es contra nadie, pues simplemente nos limitamos a tirar de hemeroteca y recordar las posiciones de unos y otros para que quien está equivocado, y defiende antes al que recorta,  se ponga del lado del recortado.

Pocos argumentos  tiene el PSOE, pues aparte de llorar sobre el recordatorio de sus promesas incumplidas, se empeña en lanzar balones fuera acusando a otros de sus recortes. La sanidad como competencia autonómica depende del gobierno regional, y el dinero no nos sirve como excusa porque 100 millones en sobrecostes para el nuevo HUCA, y que aun así se caiga en pedazos, si había.

Consideramos grave que se diseñen planes con objetivos claros de desmantelamiento del hospital. En su momento lo advertimos, y se nos negó.  El Secretario General del PSOE, y hoy Alcalde, dijo en La Nueva España: “mientas haya un gobierno socialista en Asturias no se cerrará ningún hospital, tampoco el Carmen y Severo Ochoa. Ni se tocará la cartera de servicios, ni se suprimirán servicios, tampoco los de nuestro hospital”.

La realidad es más tozuda que sincero nuestro Alcalde. En el hospital comarcal hemos pasado de tener 3 pediatras a dos, y con la baja de uno de ellos que es sustituida por médicos no especialistas y encima rotatorios, la realidad es que tenemos solo uno en la práctica. Los trasplantados de Riñón también pueden dar cuenta de cuanto se ha intentado tapar la realidad, solo tienen para ello que narrar como los mandan a Oviedo y si protestan les contestan que no es funcional. Vamos que son una carga.

El escáner se ha dicho muchas veces que es más propio de un museo que de un hospital funcionando, y la torre de laparoscopia, está a dos telediarios de estropearse con los correspondientes viajes a Oviedo para quien lo necesite. Los diagnósticos con estos dos aparatos son más lentos que el caballo del malo.

Han eliminado el servicio de mortuorio, en una de sus famosas inversiones consistentes en dar una mano de pintura; y como no invierten material, cada vez que algo se estropea, cosa esta que sucede muy a menudo, nos tocan, adivinen, más paseos hasta Oviedo. Si eso no es eliminar servicios, venga Dios y lo vea.

Es lamentable que frente a todos estos problemas, el Partido Socialista opte por salvaguardar su honra, puesta en tela de juicio por ellos mismos con sus propias declaraciones donde en su afán de defender al jefe, no son correspondidos por este que los deja a los pies de los caballos.

Su único discurso, cuando se les recuerda lo mal que está nuestra sanidad, consiste en meter como excusa recurrente los recortes de Mariano Rajoy para arreglar el desastre de Zapatero, obviando, por ejemplo, que si el gobierno de su mismo signo político, el PSOE de Javier Fernández, Villa y Tini Areces, se hubiera ajustado a lo presupuestado, el HUCA no hubiera costado 100 millones más de lo que costó, el Montepío de la Minería no nos hubiera salido por 29 millones cuando se licitó por 27; y el Musel, ejemplo de lo mal que calculan los socialistas el precio de las cosas,  no tendría un coste extra de “solo” 247 millones en devoluciones de fondos comunitarios.

El dinero, o más bien su falta, viendo lo despilfarrado no es excusa. No se puede decir que les falte ni tampoco que sea por falta de impuestos porque seguimos siendo quienes más pagamos de España junto con sus socios andaluces, por lo que en buena lógica se puede deducir, que si recursos financieros han tenido, la excusa para nuestro abandono, más que en el gobierno central, está en la dejadez, el sectarismo, y la torpeza del gobierno regional, acompañado de docilidad, seguidismo y peloteo del socialismo local. Depende más de una decisión política que de circunstancias sobrevenidas.

En estas decisiones donde se nos recortaba o simplemente se obviaban las reclamaciones de Jose Luis Fontaniella como Alcalde, siempre estaban jaleando como cheerleaders los miembros del PSOE local, que veían a Faustino Blanco como un gurú de la sanidad incluso cuando este, hoy ya ex consejero, acusaba a los trabajadores de las averías en el equipamiento.

Han tenido la oportunidad de trabajar por el concejo, y lo dejaron escapar. Allá ellos, en su conciencia queda.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s