Partiditis

Si fuera yo socialista, aparte de buscar gente que trabaje para pedirles una parte de su dinero y llamarlo impuestos, estaría realmente temeroso por una epidemia que parece extenderse entre todos aquellos que llegan a puestos de responsabilidad. Hablo de la partiditis.

La partiditis se caracteriza por ver la paja en el ojo ajeno, y no los altos hornos de Vizcaya en el propio. Suele afectar a los políticos de perfil bajo, que ante la falta de fortaleza para imponerse, se comportan como elementos de un rebaño pastoreado por alguien con intereses distintos a los de sus electores. La partiditis, aparte de ocasionar un perjuicio a los vecinos que representas, se convierte en un fraude al votante que confió en ti.

El último en dar síntomas,  ha sido el vecino alcalde de Tineo, que ni corto ni perezoso, se lanza a criticar los Presupuestos Generales del Estado para 2016 utilizando los mismos argumentos con que se criticaron los de 2015, 2014, etc. Parece ser que a Feito le tocó criticar al gobierno central está semana, y a Jose Víctor retirar carteles para que no piensen en su partido, que nos tienen revueltos. Todo el mundo sufre los síntomas pero no en el mismo orden.

Jose Víctor lo primero que ha perdido ha sido el oído, y por eso, ni escuchó al Pleno Municipal exigirle que haga frente a su partido, y defienda la sanidad canguesa; ni parece que se haya enterado que la sociedad de Cangas del Narcea exige un nuevo Centro de Salud en el sitio que ya se ha pagado,  para el cual se ha expropiado y donde su partido se había comprometido a levantarlo.

Feito por su parte presenta un grave problema de ceguera y de pérdida de memoria.

Los PGE podrán ser mejorables en cuanto a Asturias, pero no son malos teniendo en cuenta la situación de nuestra región. Cuando se invertían 800 millones de euros, se hizo un Hospital con un sobrecoste de 100 millones, y una regasificadora de 400 de dudosa rentabilidad. Se mantienen chiringuitos públicos con cientos de empleados de carnet y una televisión pública con 80 millones de presupuesto. Planes de empleo que precarizan el empleo y dotan de mano de obra barata a los ayuntamientos. No por mucho dinero hay mejor desarrollo, pero claro, el PSOE solo sabe gestionar si gasta. Con 800 millones en el suroccidente tampoco teníamos autopista pero si se levantó una de peaje encubierto que une Gijón con Oviedo. Mas que dinero, en Asturias se necesita voluntad y un cambio en el Gobierno Regional.

El Alcalde de Tineo crítica que no tengamos autovía, pero no quiere ver, que gracias al PSOE regional que nos ignora, y al local que se lo permite, casi no tenemos ni carretera. La AS – 15, sigue siendo la misma vía peligrosa, saturada y en mal estado que el año pasado. Seguimos prefiriendo pedir en Madrid, lo que en Oviedo nuestro propio partido no nos da, o lo hace de forma mediocre, como el reasfaltado que han hecho de la misma con la prisa de quien necesita votos.

mineriaHabla de minería pero no cuentan como los distintos gobiernos de ZP, prometían un dinero e ingresaban luego lo que le daba la gana. Solo con lo adeudado por el PSOE entre 2006 y 2011, se podrían hacer siete autovías hasta Cangas del Narcea (no exagero pues nos deben 3500 millones y un proyecto socialista la cuantificaba en 500). No cuenta tampoco el regidor tinetense por qué Langreo tiene que despilfarrar 30 millones en soterrar vías del tren que no genera empleo, y aquí en Cangas del Narcea, de fondos mineros hubo años de no recibir nada.

No cuentan, hablando de minería, como el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, puso fecha de caducidad a las minas en 2018, y con la obligación de devolver las ayudas al cierre a las empresas que quisieran seguir más allá de esa fecha y las hubieran cobrado. Nadie como el PSOE, se tomó tantas molestias por cerrar las minas, y que fuera difícil mantenerlas abiertas.

¿Dónde estaban todos los socialistas que hoy atacan, la más que criticable política minera de Soria, cuando ZP puso fecha de caducidad a la minería?

En septiembre de 2010 estaban en Rediezmo dando palmas y jaleando su nombre; en diciembre, cuando se firmó “La decisión” europea, de cenas de partido; y finalmente, en noviembre de 2011, pidiendo el voto para Zapatero, otra vez, sin cuestionar siquiera su política energética.

Me gustaria saber dónde estaba el señor alcalde de Tineo, y toda la troupe de socialistas indignados con los Presupuestos Generales (tanto los de este año como los anteriores que la historia no es nueva), mientras el ministro socialista Pepe Blanco paralizaba las obras en Asturias, también dónde estaban quienes hoy critican los presupuestos que afianzan la recuperación, mientras el PSOE nacional congelaba las pensiones y recortaba salarios a los funcionarios públicos. La respuesta la imagino: escondidos bajo sus siglas esperando que pasara la tormenta.

La partiditis, no obstante, tiene cura y no consiste en esconderse hasta que pasen los problemas, sino que consiste en salir, hablar con los vecinos y dar la cara. Consiste en ir a Madrid a decirle a un ministro de tu mismo partido que se equivoca, como hizo Jose Luis Fontaniella en el conflicto minero, y no en retirar un cartel por si acaso tu jefe en Oviedo, te considera un rebelde.

Escuchar a la gente, de verdad no fingiendo, suele dar señal de los problemas reales de la población y una orientación de por dónde seguir. Obviamente es más fácil y rentable ser una oveja más del rebaño, porque te garantizas siempre la comida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s