Autónomos. Víctimas de Ciudadanos

Una de las medidas estrella del Pacto PSOE – Ciudadanos, es una modificación de la forma de cotizar a la Seguridad Social de los trabajadores Autónomos, con la que, cómo no podía ser de otra manera, nos intentan vender como si hubieran encontrado la piedra filosofal, morrillos diciendo que es oro puro.

Ciudadanos y PSOE en su pacto “progresista y reformista” propone una cuota de autónomos fija de 45 € si el beneficio es inferior al SMI (en la actualidad 655,20 €, 9172,80 en 14 pagas) mientras que si el beneficio es mayor pagará en función del mismo. En el pacto firmado no especifican que aplicarán una vez superado el mínimo, pero si dejo caer algo Ciudadanos en su programa antes de las elecciones que apunta a un encarecimiento del autoempleo para la mayoría.

Los chicos de Rivera se inventaban por aquel entonces una cuota creciente sobre lo facturado (es decir no solo de los ingresos), de la que solo concretan el límite máximo que se pagaría, sobre el mínimo callan y es para mosquearse. Según los chicos de naranja pagarían un porcentaje de los ingresos hasta el tope de lo que les correspondería en el Régimen General.

En este Régimen cotizas, como regla, un 23,60% de tu base, es decir, un autónomo que gane 1500 € al mes ahora podría pagar 290 € en el RETA (él lo puede elegir), mientras que en el futuro, con Ciudadanos, podrían pagar hasta un tope 358 € (el Estado impone la cuota).
chiste autónomosEl análisis económico de la propuesta,más en profundidad y con datos, prefiero dejárselo al profesor Juan Ramón Rallo que en su blog www.juanramonrallo.com y en Vozpopuli, ha desgranado está medida explicando claramente en que consiste el sablazo. El economista en su artículo Nuevo gobierno, nuevo saqueo a los autónomos, desgrana cómo afectaría está medida al conjunto de los autónomos de este país. Teniendo en cuenta que muchos que tributan por estimación objetiva no lo hacen por sus ingresos reales sino en base a unos índices y tablas.

Yo prefiero centrarme en un aspecto, que también cita el economista aunque algo de pasada y a mi me parece muy interesante. Muchos de esos “beneficiados” de la cuota de 45 €, hoy no están obligados a cotizar por autónomos por no ejercer de forma habitual esa actividad. Podrían pasar de no tener que pagar nada a pagar.

El artículo 1 de la ley 20/2007, de 11 de julio, que aprueba el Estatuto del Trabajador Autónomo señala que: “La presente Ley será de aplicación a las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena“.

Por muy clara que parezca la definición sigue encerrando la misma un concepto indeterminado, la habitualidad. Cuando una actividad se entiende que es habitual, generó desde el principio, antes incluso de este Real Decreto, discusiones que acabaron en los Tribunales y que dirimieron los jueces. La jurisprudencia del Supremo pronto se tuvo que encargar de dotar de significado y rellenar ese concepto. Una de las más citadas e importante fue la STS 6441/1997 en la que el alto tribunal dice lo siguiente:

“[…] la superación del umbral del salario mínimo percibido en un año natural puede ser un indicador adecuado de habitualidad. Aunque se trate de una cifra prevista para la remuneración del trabajo asalariado, el legislador recurre a ella con gran frecuencia como umbral de renta o de actividad en diversos campos de la política social, y específicamente en materia de Seguridad Social, de suerte que en la actual situación legal resulta probablemente el criterio operativo más usual a efectos de medir rentas o actividades.

Hace muchos años, el Tribunal Supremo ha determinado que de cara a la habitualidad, que al fin y al cabo es lo exigible para la obligación de cotizar en el Régimen de Trabajadores Autónomos (RETA), el nivel de ingresos es un factor a tener en cuenta. Esto viene a significar, que un autónomo que no alcance el SMI, y no concurran otros factores como tener un establecimiento abierto al público, por ejemplo, se entiende que no ejerce la actividad profesional con habitualidad y por tanto, no existe obligación de cotizar a la Seguridad Social”.


El Tribunal Supremo ha mantenido este criterio de “habitualidad” en sentencias posteriores, como por ejemplo la referida a un vendedor ambulante que presentaba varios años con ingresos que no superaban el 75% del SMI, en la Sentencia del 20 de marzo de 2007, dice:

“[…] el hecho de que se hayan obtenido ingresos todos los años por la actividad económica desarrollada, sólo indica que en todos esos años se ha llevado a cabo esa actividad, pero no demuestra ni constata que la misma se haya realizado todos los meses de cada uno de esos años, ni siquiera en la mayoría de esos meses, pues el bajo nivel de ingresos conseguido es perfectamente compatible con la posibilidad de que esa actividad se haya efectuado de forma esporádica y circunstancial, y ello con mayor razón en una actividad comercial como la que desempeñaba el demandante, cuya realización depende casi única y exclusivamente de su propia voluntad y arbitrio”.

En definitiva, y por resumir, la medida estrella de ciudadanos, por un lado, provoca que mucha gente que ahora no tributa pasará a hacerlo; y por otro, la mayoría que supera ese margen, si vería un incremento en sus cuotas de la Seguridad Social pues quien teniendo ingresos, elige pagar la cuota mínima, verá como esa facultad de elección desaparece y tendrá que pagar lo que el Estado le pida. Además de los que deciden tributar por el mínimo, están todos los que obtienen bonificaciones como la reducida de emprendedores o la que se aplica a la pluriactividad que desde el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, según el cual pueden elegir cotizar por el 50% de la base, unos 60 €, y que nada sabemos que pasará con ellos.

En Ciudadanos y el PSOE nos presuponen ignorantes al proponer una medida de este tipo que evidentemente es una subida de cotizaciones en toda regla. Quienes aplaudan que los que ganen menos del SMI paguen 45 €, pueden ir recordando que muchos no están obligados a cotizar, los hay bonificados y pagan 50 – 60 euros, y otros muchos que ganan poco por encima del mínimo, podrían pagar mucho más que en la actualidad con esa propuesta.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s