Ni Narcenatur

Ni Narcenatur ha podido resistirse al nuevo gobierno. Un evento encarrilado, que anualmente atraía a Cangas del Narcea a miles de visitantes, sin contar la gente de la villa que salía a disfrutar de los puestos y de las actividades que se ofrecían, este año se ha estrellado. Los nuevos maquinistas han querido cambiar el rumbo sin darse cuenta, que lo más fácil si lo haces sin saber, era salirse de las vías.

No voy a decir que sea fácil organizarlo, pues sería faltar al respeto a mis compañeros que en ediciones anteriores, lograron que Cangas del Narcea tuviera un fin de semana festivo y lleno de actividades a principios de junio. Pero si me permitirán Mónica, Fontaniella, Marta y compañía, que diga que era más difícil hundirlo que mantenerlo a flote. Solo había que seguir, mantener el rumbo y buscar cosas nuevas sin alterar la estructura principal. Era más fácil dejarlo estar,  que entrar y demoler toda la obra desde abajo. Funcionó lo que lleva 21 años haciéndose (enhorabuena a Marcial y al resto que lo organizaron), la copa de perros de rastro.

Era más complicado conseguir que los cangueses se fueran a sus casas  a protestar en las redes sociales después de pasear por una Calle Mayor desierta, como ha sucedido, que el motivarlos a dar un paseo, disfrutar de los puestos de siempre y que así hubiera bullicio en la villa, alegria y ganas de volver el año que viene. Este logro, es exclusivo de la ya no tan nueva corporación municipal, y deberán llevarlo en su haber. Lo difícil es lo que hicieron.

Concurso de Ponis en La Imera
Concurso de Ponis en La Imera

Narcenatur ha sido un caos organizativo desde el principio, con actividades canceladas, otras insustanciales para el Concejo, y algunas, desconozco el motivo, que cambiaban de fecha y hora. El programa parecía una declaración de intenciones más que un folleto informativo por el que guiarse para saber que ver y hacer.

Los mercados temáticos de ediciones anteriores, venían acompañados de espectáculos como ignis carminibus, luchas de gladiadores, a los más pequeños se les permitía ser romanos por un día y desfilar orgullosos, y la villa tenía otro color, otra decoración. Había un espíritu en la gente que transmitía que no era un fin de semana cualquiera.

Este año en Narcenatur, nada de nada. Salidas de astronomía a tres euros fallidas, y concursos de ponis, que me permitan los participantes, en Cangas del Narcea tuvo la misma expectación que un concurso de patinaje artístico. Tanta expectación, que aparte de no tener casi público nativo, costó ver a alguien del equipo de gobierno para apoyarlos.

El paseo en carruaje por la villa de Cangas y el rocódromo en la Plaza del Ayuntamiento, fueron las otras dos novedades, que sinceramente, viendo desde la lejanía uno (era esa estructura rara que se veía en la Plaza del Ayuntamiento) y en fotos el carruaje, el éxito estaba descartado desde antes de empezar.

No había ilusión por Narcenatur porque el propio ayuntamiento fue incapaz de transmitirla. La idea de volver a los orígenes, no la voy a discutir era su feria y la organizan como quieren, pero incluso entonces, cuando se celebraba en La Himera, había actividades que hacía a la gente subir a Recinto Ferial a verlos. Había una sensación de que se vería algo nuevo, distinto. Había ganas de ver expositores y pasar una tarde tranquila, esperando el siguiente evento en la arena. Este año no se motivó a la gente a salir, y de ahí el resultado. No había ni puestos, hablan de medio centenar y no llegaban a 20.

Era su feria, su criatura, y parecía que tenían prisa por demostrarlo. Había que destruir lo anterior no fuera que la gente hablara del equipo de Fontaniella y Mónica Díaz. Con su buen saber hacer, consiguieron justo el efecto contrario, añoranza de la feria de otros años y que en la comparación fueran como la Malta del 12-1 frente a España.

Ya se sabe, si algo funciona no lo toques. Cuando metes las manos y lo cascas, lo mínimo es reconocerlo y pedir disculpas. Ahora quieren llevarlo a La Imera y nos lo venden como el bálsamo de Fierabrás que curará todos los males.

Siguen sin ver que el problema de Narcenatur, este año,  no fue el sitio sino que la han vaciado. Si no ven el problema, tampoco verán la solución.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s