Con lo guapo no se come.

Tengo una amiga que siempre repite lo mismo: “Con lo guapo no se come”, cuando se trata de valorar la apariencia de una persona. La verdad que sobre el papel es una reflexión saludable, pero es innegable que la primera toma de contacto con una persona (vale para una prenda, zapatos, piso de alquiler o a comprar, lo que sea) es visual, y de ahí que lo que nuestros ojos ven, nos inspira una primera impresión.

Pedro Sánchez debió pensar lo mismo a la hora de idear su gobierno. La primera impresión tiene que ser buena, que impacte. Intentó lo mismo que cuando te preparas para la primera vez que quedas con alguien a quien quieres impresionar o cuando vas a una entrevista de trabajo. Buscas que tu primera impresión, y la que se fije al principio, sea la buena, sea lo guapo. Y he de decir, que durante buena parte de la mañana lo ha conseguido. Continue reading “Con lo guapo no se come.”