Acto de fe

A partir de ahora, a los plenos municipales me comprometo a ir con biblia y rosario para no desentonar. Si tengo que asistir a actos de fe, prefiero ir equipado como los profesionales y que no me pillen a pie cambiado.

Después de tanto tiempo oyendo al señor alcalde, y partido con quien gobierna en coalición, que hay que aprobar los presupuestos porque son buenos, descubrimos no con asombro (pocas cosas nos sorprende ya del equipo de gobierno y a todo se acostumbra uno), pero si con indignación, que no se los han leído. Repiten como loros las estrategias de sus superiores jerárquicos. Extorsionad que igual así conseguimos, como sucedió con el agua en vino en las bodas de caná, convertir de milagro, unos presupuestos dignos de ser tratados como papel para reciclar, en unas cuentas que pasen el examen de la Junta General. Continue reading “Acto de fe”

Advertisements