Alguna verdad, aunque se le escape.

Cuando uno se pone a escuchar el audio de un conocido programa de radio, donde José Manuel Martínez va a dar su, como siempre, peculiar versión de los hechos, ya da por sentado que son minutos que nunca va a recuperar (y en esta semana van dos si contamos la intervención bipolar de José Víctor). Lo que no se espera, y que yo sepa aun no ha sucedido, es que de su boca salga alguna verdad, algo que se ajuste fielmente a lo que sucede. 

No me espero un: “Sí, arruine al ayuntamiento y busco a quien culpar”, pero algo de autocrítica cuando tienes en tus espaldas tres sentencias del Tribunal de Cuentas (en el resto a pesar de no ser culpable directo, si dice el Tribunal que se perdió dinero) es algo que se espera de quien debe dar ejemplo por ser la referencia de un partido político con representación municipal. No cabe en cabeza ajena, pero así es, Martínez es el Coordinador de Izquierda Unida, o al menos así se presenta. Continue reading “Alguna verdad, aunque se le escape.”

Advertisements

Mentir era del todo innecesario

El pasado jueves nos acostamos sin saber en qué situación se encontraba la ejecución de la sentencia firme del Tribunal de Cuentas sobre José Manuel Martínez, la primera de muchas que aún faltan, y hoy lunes 4 de abril me despierto con la noticia de que la ejecución forzosa se inició con fecha de 22 de marzo. Mentir era innecesario, solo tenía que decirlo en el pleno ordinario y ya estaba, si fuera cierto lo que dice y no otra fabulación.

El jueves no lo sabía y hoy resulta que llevaba casi diez días presentada. Demuestra con su actitud que es un incompetente, que no sabe lo que pasa en el consistorio que dirige, o un mentiroso que no siente vergüenza de presentarse como tal ante el pueblo. Sin desechar la primera opción, porque ejemplos de torpeza no faltan, la segunda es sin lugar a dudas la mas certera en este caso. Sus actos hasta ahora no han consistido en otra cosa que mentiras para seguir vivo políticamente un día más.

Miente en todo, sobre todo y con la misma facilidad que respira. Ahí radica su peligro porque mientras hay mentirosos como el vicesecretario del PSOE local, que se les ve a la legua, otros son sibilinos como José Víctor, que han perfeccionado la técnica hasta hacerla sutil aunque no invisible, y que requiere que una dosis extra de trabajo para desmontarles el tenderete. Ni unos ni otros son de fiar, obviamente, pero los segundos son mucho más peligrosos y llegan más lejos. Continue reading “Mentir era del todo innecesario”

Un discurso muy trillado

Está muy bien eso de defender uno su inocencia, es lo lógico si estas inmerso en un proceso judicial (o varios), pero por lo menos se espera, que según cambien las circunstancias, uno se adapte a ellas y se aporte nueva información, nuevos datos que ayuden a entender la situación. Uno espera que por lo menos se explique por qué lo condenan nuevamente a pagar por haber causado un perjuicio económico al Ayuntamiento de Cangas del Narcea (ya tiene una por un importe de 25.000 €), y sobre todo, por qué su palabra ha de tener más valor que la sentencia del Tribunal de Cuentas cuando no viene acompañada de datos que avalen su postura. Como dijo  Aristóteles: “Los discursos inspiran menos confianza que las acciones”, y tendremos que darle la razón a uno de los griegos más famosos junto Tsipras y Varoufakis.

Decir que todo es una conspiración, que nada es cierto y todo forma parte de una persecución política, es burlarse de cuantos anhelan un motivo para confiar el ex alcalde y ex portavoz de IU. Negar lo evidente, aunque esté escrito, y considerar un éxito que de 17.000 € que pedía el ayuntamiento “solo” le hayan condenado a pagar 12.000, es poner el listón de su propia honradez un poco bajo, es ponerle precio. Para mí, personalmente, una prueba de ajustarme a la legalidad sería salir absuelto. Qué quieren que les diga, la inocencia no queda demostrada cuando te dicen que eres culpable sino cuando te eximen de toda la responsabilidad. No vale usar cupones descuentos en esto Continue reading “Un discurso muy trillado”